Loading...
Home 2017-11-27T06:32:57+00:00

¿Y si cambio el logo de mi empresa? Las posibles reacciones

Cambiar el logo de un negocio online puede suponer cambios buenos o muy malos, dependiendo de cómo se realice esta acción. Muchas veces, creemos que lo mejor es no cambiar nada porque no hay que variar lo que funciona ¿Verdad?

Pues, cuidado, puedes estar cometiendo un error, ya que, a veces, hay que adaptarse a los tiempos y un lavado de cara puede venirle bien a la imagen de tu empresa.

Motivos por los que cambiar el logotipo

Pueden ser muchas las razones que te lleven a cambiar el logo de tu negocio, pero la mayoría de las veces suele ser por:

  • Nombre distinto, logo diferente. Obviamente, si se cambia la denominación de una empresa, se tiene que cambiar todo; así que, el logo no iba a ser menos.

 

  • Los tiempos cambian y lo que hace unos años era una cosa normal, hoy puede ser algo insultante o dañino a cierto colectivo de personas. Véase como una empresa de supermercados con una mujer en su logo.
  • Ya no tiene sentido el significado. Suele ocurrir en negocios que empiezan vendiendo una cosa, pero luego acaban vendiendo otra distinta. Véase McDonalds.
  • Diseño antiguo. Ultimamente, hemos visto esta práctica en muchas empresas. Esta práctica consiste en lo que coloquialmente llamamos “un lavado de cara”. Lo hemos visto en la marca de coches Citröen, en la liga de fútbol inglesa “Premier League”, en muchos clubes de futbol, incluso YouTube o Google.
  • Problemas legales. Cuando entramos en materia de Copyright, derechos de autor y plagios. No necesitas plagiar un logo existente para que te obliguen a cambiar el tuyo, simplemente con que se le parezca…
  • Problemas de legibilidad. Supuesto en el que creas un logo que es difícil de entender o leer.

Cambios que pueden surgir

Positivos

Entre los distintos cambios que puede sufrir una empresa por cambiar su logo, está la creencia de una marca más novedosa y fresca. Un lavado de cara o “rebranding” le suele venir bien a cualquier negocio, ya que parece que la marca sea más moderna y puede hacerse más atractiva al consumidor.

Otro de los cambios positivos, suele ser la preferencia del consumidor. Por ejemplo, a cierto colectivo de consumidores le gusta el rojo; al cambiar tu logo al color rojo, puede hacer más atractiva tu marca para ese colectivo.

Por último, la fortaleza de la marca. El cambio de logo se suele dar cuando se quiere hacer un branding fuerte y consolidado, cosa que se suele conseguir con un facelift.

Negativos

Uno de los más frecuente es el de la referencia perdida. Es el supuesto en el que el consumidor habitual de la marca, pierde la referencia por el cambio del logo y no encuentra la marca que tanto quería antes. Suele ser temporal, hasta que se acostumbra a la nueva imagen.

El mal gusto puede producirte un gran disgusto. Esto ocurre cuando has cambiado el logo para hacerlo más moderno y cool, pero en contrapartida lo has hecho feo o poco atractivo para los consumidores. Puedes provocar que no te elijan más.

Pérdida de coherencia respecto a la razón social de la empresa. Suele producirse cuando, por olvidar los orígenes de la empresa y el porqué de la misma, no respetamos la coherencia y cohesión de nuestra empresa en el logo. Es algo que ocurre cuando son distintas personas las que han diseñado el logo anterior y posterior.

En conclusión, si vas a cambiar tu logotipo, debes tener cuidado y respetar los orígenes, ya que ese cambio puede ser catastrófico.