CÓMO PLANEAR LOS OBJETIVOS DE MI EMPRENDIMIENTO?

El emprendimiento, como cualquier proyecto requiere de un diseño de un plan que permita visualizar el paso a paso necesario para materializarlo.  Hay muchos elementos paralelos a la elaboración del plan de acción que permiten lanzarse en busca del desarrollo de la idea que será materializada a través del emprendimiento, hablamos de elementos como; definición del sueño a cumplir, tener la convicción de que el proyecto puede ser realizable, estar siempre rodeado de pensamientos positivos y desterrar de si el miedo al fracaso.

A pesar de que estos elementos son de suma importancia, sigue siendo el plan de acción la herramienta mediante la cual, en nuestra calidad de emprendedores, vamos a priorizar los objetivos requeridos para el cumplimiento de nuestras metas.  Si hablamos del emprendimiento como una aventura en la búsqueda de un tesoro, el plan de acción es el mapa que nos llevará a el.  Por eso, debemos tener mucho cuidado a la hora de elaborar nuestro plan de acción, de manera que este no nos desvíe de nuestra orientación.

Algunos empresarios señalan siete etapas necesarias para consolidar el plan de acción a través de los objetivos del proyecto de emprendimiento:

Etapas de nuestro plan de acción

  1. Qué quiero?

Definir nuestros intereses y que nos motiva es de suma importancia para construir nuestros objetivos.  Estos deben estar escritos de manera que sean claros (específicos y que puedan medirse).

  1. Identificar mis habilidades

Es de suma importante identificar y relacionar una habilidad especial con mi emprendimiento.  Una vez que esta es identificada, se trata de desarrollarla para que pueda ser potenciada al máximo.  Esto sin lugar a dudas puede posicionar nuestro negocio en puestos de privilegio.

  1. Reconocer las limitantes

El emprendedor exitoso puede anticiparse a los momentos en los que su proyecto ralentiza su desarrollo.  Por eso poder reconocer cuales pueden ser las limitantes de un proyecto permite eliminar las trabas y los obstáculos a tiempo.

  1. Fijar tiempo para cada etapa

Cuando ponemos tiempo a nuestras actividades, nos obligamos a actuar con mayor compromiso, a esforzarnos mucho mas y a generar un sentido de la urgencia.

  1. Asumir las responsabilidades

En el emprendimiento no hay lugar para aquellos que se excusan de sus errores con el resto, por eso en sentido de la responsabilidad y de asumir los errores es una manera de encarar con seriedad un emprendimiento.

  1. Trazarse objetivos financieros

El emprendedor siempre busca visualizar y reafirmar sus objetivos financieros, estos por cierto, no pueden ser proyecciones inalcanzables, deben ser acordes con tu realidad, ten cuidado de que la ambición te oculte tu verdadero horizonte.

  1. Pon en marcha tu idea

Lo mas importante y la principal característica de todo emprendedor, su capacidad de pasar de una idea a la acción, si el plan de acción que elaboramos es coherente, es seguro que este arrojara unos excelentes resultados.

Hacer de estas etapas un hábito en tu vida hará que el cumplimiento de tus objetivos sea cada vez más fácil de alcanzar. Esto requiere de mucha disciplina y enfoque de lo que se quiere lograr.

By | 2017-11-30T16:19:03+00:00 noviembre 30th, 2017|Uncategorized|0 Comments