EMPRENDEDOR SOCIAL, UNA UTOPÍA?

Existe una visión que se ha formado frente al término emprendimiento, que gira alrededor de que el emprendedor es aquel que desarrolla un proyecto o una empresa con la finalidad de generar rentabilidad económica, aunque lo anterior es cierto, esta es una visión muy reduccionista.

Esta visión ha sido ampliamente difundida no solo por los medios, sino por las universidades y hasta por los gobiernos que impulsan a las personas que sean emprendedores y desarrolladores d en nuevas ofertas de negocio y de empresas.

Y es así, el emprendimiento claramente es un modo que empuja las sociedades, es una forma de promover el crecimiento y la riqueza, como la forma de monetizar y capitalizar  las oportunidades de negocio, pero realmente la idea de emprendimiento debería ir más allá de esta concepción simplista , debería elevarse más a la forma de superar y de consolidar objetivos. Un cambio de lentes, para mirar el emprendimiento no solo como una forma de generar renta, sino como una manera de vida, de mejorar la sociedad de crear ciudad, país. Emprender significa mucho más que crear capital financiero.

El emprendimiento es un proceso de cambio, esta transformación conlleva un direccionamiento. Todo proceso de cambio genera incertidumbres, y para que se puedan solventar y tratar dichos cambios el emprendedor debe ser apoyado en un buen liderazgo. Un líder debe definir el rumbo y organizar el equipo para lograr el desarrollo de sus metas, sin esto cualquier cosa que hiciéramos, cualquier emprendimiento fracasaría, porque una persona puede manejar un carro, pero quien traza la ruta  y organiza el viaje es el líder.

De este modo podemos entender el emprendimiento como algo también social y no netamente económico, que ayuda a las personas a desarrollarse en diferentes niveles. Y por eso es claro que la visión del emprendimiento debería ser parte de la agenda política de cualquier país, y debería se guida en dos líneas:

  • El emprendimiento visto como la promoción de espacios para que la población supere sus propias dificultades y sea auto sostenible y tengan oportunidades para crecer.
  • La creación de espacios para formar líderes y emprendedores, que tengan conciencia de sus deberes como ciudadanos.

Este concepto más social, no tiene por qué alejarse de la visión generadora de una renta financiera, solo de dar un enfoque menos reduccionista al emprendimiento y más social, una idea capaz de hacer personas líderes y capaces de crear proyectos que beneficien a más comunidades, generadores de empleos y de oportunidades, un emprendedor social.

By | 2017-11-30T16:19:06+00:00 noviembre 30th, 2017|Uncategorized|0 Comments